7 de marzo de 2013

Promoción de la Salud en el Deporte

Existe un área de intervención no tan conocida dentro de la Psicología aplicada al deporte que es la “Promoción de la Salud”, cuyo objetivo principal está orientado a mejorar la calidad de vida a través de intervenciones concretas -individuales y comunitarias,  en el “estilo de vida” de la población en general; y específicamente dentro de la comunidad deportiva.

Intervenciones sostenidas en la capacidad del hombre de ser responsable de su propia salud, de poder asumir desde la propia libertad la elección de conductas saludables en función de su realización personal y re-valorización de la propia vida.

Un ámbito posible de aplicación es la Iniciación Deportiva, acompañando en la formación, aprendizaje y desarrollo de los niños y adolescentes, y de los diferentes actores sociales; con el objetivo de propiciar el desarrollo integral saludable (bio-psico-social), en el marco del deporte como actividad lúdica, recreativa y formativa.

Otro ámbito de aplicación es a nivel social/comunitario, participando en la elaboración de proyectos y programas dirigidos a la población en general, o a la comunidad deportiva en particular: los agentes socializadores (padres, educadores, entrenadores, organizadores deportivos, jueces y árbitros, periodistas).

Desde dicha óptica y con el mismo objetivo, están incluidas las acciones de acompañamiento, formación y colaboración directa con Profesionales del ámbito del deporte, preparadores físicos, entrenadores, profesores, médicos deportivos, kinesiólogos y fisioterapeutas, directivos e instituciones deportivas.

Cualquiera de estas actividades se realizan de manera interdisciplinaria, por lo tanto, es una tarea de integración de diferentes disciplinas y ciencias humanas.

Existen actualmente variadas y múltiples acciones y campañas lanzadas desde los diferentes Organismos Internacionales, Nacionales y Locales dirigidas a la promoción de hábitos saludables. Mas, observando el estilo de vida general, ¿por qué cuesta tanto el cambio de hábitos?, ¿por qué tan baja adhesión a una propuesta de cambio tan beneficiosa?

Los niños son terreno fértil para la incorporación de un estilo de vida saludable, basado en el auto-cuidado responsable, pero ¿qué pasa con los adultos?, ¿cómo ayudarlos en la toma de conciencia de la importancia de la actividad física o deportiva para una mejor calidad de vida?

Es que, a mi criterio, la educación o transmisión de información tal vez no alcance, y deba de agregarse el “sentido de la incorporación de la actividad física en la propia vida para la realización personal”. Dando un paso más allá del bienestar o placer que produce practicar alguna actividad deportiva. Pues el sentimiento de satisfacción o realización personal es más duradero y estable en el tiempo, y más profundo que dichas sensaciones. Y permite a su vez, una visión más unificada, integral y abarcativa de quién es uno mismo, y cómo se quiere vivir; y un sostén a largo plazo de las acciones en esa dirección.

¿Esto es posible? Si, incluyendo y creando espacios de reflexión personal, y de interacción social que permitan el descubrimiento de cualidades y capacidades que lleven al despliegue personal, a escribir la propia historia, y a vivir una vida plena de sentido.

Lic. Jimena Martínez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario