20 de enero de 2013

Deporte Recreativo Terapéutico

Me gustaría en el siguiente artículo compartir los beneficios de la actividad deportiva recreativa en niños que presentan “TDAH” Trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Cada día más, en las escuelas es común escuchar que la cantidad de niños con TDAH va en aumento. ¿En qué consiste este Trastorno? Suelen ser niños que a menudo tienen dificultades para prestar atención por un tiempo prolongado, o se distraen fácilmente, lo que lleva a errores por descuido o a dificultad en terminar una tarea. Les cuesta organizarse, comprender consignas y disponerse a realizar tareas escolares o domesticas.
Suelen ser niños que se mueven o hablan mucho estando sentados, a la vez que les cuesta realizar tareas escolares en calma. A menudo corren o saltan en exceso en momentos que no deben hacerlo. También puede costarles esperar su turno, o tienden a interferir en actividades de otros (*).

Como tratamiento se recomienda psicoterapia y medicación. En mi experiencia, los tiempos de recuperación del niño tienen a ser menores, si además complementamos la terapéutica con actividad deportiva recreativa.

En general, es difícil que los niños no encuentren alguna actividad que según su criterio no valga la pena dedicarles el tiempo. En esas actividades es probable que mantengan más fácilmente su atención y dedicación; esto ocurre porque además de encontrar placer, tienen la “capacidad atencional” necesaria para realizarla. Es decir, cada uno de nosotros tiene la capacidad de prestar atención a determinadas cosas en particular de manera efectiva.

Más allá de la gran inquietud, dispersión o ansiedad, es posible encontrar para algunos niños, aquel deporte que pueda llamar su atención, o que merezca la pena dedicarle un tiempo, e incentivarlo a practicarlo de manera recreativa. No sólo ayuda a la descarga física y emocional del niño, también desarrollar sus propias capacidades atencionales, a la vez que su sentido de comunidad, dejando de lado el aspecto competitivo y la presión del resultado. Sentirá a los adultos como un sostén emocional respetuoso de sus necesidades, que lo acompañan en sus logros. Aumentará su confianza y seguridad, y finalmente encontrará calma acompañada de satisfacción.

Una psicoterapia que oriente a los padres los ayuda poco a poco, a que desaparezcan su preocupación y desorientación, las presiones por las dificultades escolares, y la resignación como expresión de continuas frustraciones. No es extraño ver a padres gratamente sorprendidos al ver a sus hijos compenetrados en el deporte que eligieron.

La psicoterapia combinada con deporte recreativo va a permitir al niño afrontar y resolver las demandas escolares de una manera más saludable.

Recomiendo finalmente, encontrar el deporte que al niño le resulte placentero practicar, y que el profesional a cargo conozca de la problemática. A la vez que ser pacientes en sus tiempos de participación, estos irán aumentando poco a poco.

Nota Publicada en la Revista "Casa del Perú", Añó 1, Nro. 02, Dic-12, Bs. As, Argentina
(*) Descripción según la Asociación Americana de Psiquiatría


Lic. Jimena Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario